miércoles, 27 de noviembre de 2013

El amante Ocasional

Un apuesto joven al que besó en los labios con dulzura abrazaba su cuerpo desnudo. De nuevo, cuando ya creía haber olvidado el milagro que supone ser mujer, sintió fluir a raudales el deseo.
Las cálidas manos de aquel hermoso varón brindaban a su piel precisas caricias que la colmaban de placeres. 
Permitió que aquel inmenso caudal de sensaciones la atrapara sin recato. 

Se dejó arrastrar por la tentación hasta caer en el abismo, para después tomar las riendas y subir una y otra vez al cielo.
Ya relajada, cerró los ojos y durmió alojada entre sus brazos.
Sus labios dibujaron una aliviada sonrisa cuando, al despertar, su marido seguía allí....


Chicos después de unas largas vacaciones, vuelvo a estar aquí de nuevo.... Un besito.

4 comentarios:

  1. Hola Sandra
    Un blog muy excitante y las fotos aun mas, me encantara seguir tu blog, comentar en el, calentarme con estas historias y por supuesto admirar tus fotos, que delicia.
    besos humedos.

    ResponderEliminar
  2. Sandra. Muchas gracias por tu presencia em mi blog y bueno......aparezca más veces.....
    Peotnets!

    ResponderEliminar