miércoles, 17 de febrero de 2016

February 17

Me escondí a cierta distancia tras un árbol cuando les vi coquetear en el parque, preparé la cámara de vídeo procurando que ningún ruido delatara mi presencia. Y comencé a grabar.
El flirteo duró poco tiempo, ella lo abrazó con fuerza mientras él, desde abajo, buscaba con ansia su vientre.
A pesar de las ramas de un arbusto que disminuía mi visión, continué grabando mientras él la penetraba una y otra vez a un ritmo suave pero constante. Pronto ella comenzó a removerse, a agitarse con una violencia inaudita. El amante, indefenso, se debatía en un orgasmo mientras ella devoraba su cuerpo con ansia.
Fue entonces cuando escuché los gritos de la mujer que surgió medio desnuda de entre la hierba. Su amante intentaba calmarla desconcertado, preguntándose que podría haber ocurrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario