jueves, 4 de febrero de 2016

February 4

Tenía mi ordenador encendido y conectado al chat, tenía una sala privada, con un nick que ella sabía, como también sabia la clave para entrar. Esa noche antes de las doce se conectó, oí el sonido. Lo primero que me puso además de buenas noches, era que, si cortaba de golpe, era porque estaba su marido por ahí, que hoy estaba tardando en irse a la cama. Pero que no me fuera que volvería.

1 comentario:

  1. sei una delle poche donne che farei giorno e notte un ricco bidet con saliva labbra e lingua sia nella passera che nel tuo buco di culo che da rasposo te lo farei divenir umido liscio elastico...tu poi però mi devi fare un regalo da vera padrona di casa riempirmi della tua calda e abbondante pioggia dorata così saporita da berla tutta!!! baci baci baci

    ResponderEliminar