sábado, 6 de febrero de 2016

February 6

En mis relaciones sexuales, empecé a fantasear con mi mujer, a ella no le costó entrar mucho en mi juego, le calentaba tanto como a mí. Eso hizo que nuestra vida sexual, se revitalizara. Luego vino hacerla vestir un poco más sexy, tampoco me costó, cuando salimos fuera de donde vivimos me gusta que se vista muy provocativa y a ella no le disgusta. Pasado el tiempo, la rutina se apodero nuevamente de mí. Decidí enfrentarme a mi situación y hablarlo con mi mujer.

1 comentario:

  1. Y puedo decír que tu mujer tiene el coñito lo más lindo del mundo.....
    Me encanta verla siempre por acá....

    ResponderEliminar